10.2.20

Aldea Shirakawa-go

¡Hola gente! ¿Habéis visto Parasite, la gran ganadora de los Óscar? Nunca he seguido esa entrega de premios (ni ninguna otra) pero este año estoy bastante descontenta porque para mí 1917 debería haberse llevado el Óscar a la mejor película, o como mínimo a la mejor banda sonora. Estoy acostumbrada al cine coreano sin embargo para mí Parasite no es más que una película entretenida para ver un domingo por la tarde en casa. Me gustaría saber qué opináis vosotrxs, ¿se merecía tantos Óscar? ¿Cuál es vuestra película favorita del año pasado/a cuál hubieseis premiado como mejor película? ¡Contadme en los comentarios! 

Me asomo por aquí como cada lunes, hoy con un nuevo post del viaje a Japón que hice en julio. En la última entrada relacionada con este viaje (que podéis leer aquí) os conté nuestras aventuras por los Alpes japoneses... ¡pues la cosa sigue! Aunque para llegar a las aldeas Shirakawago desde Magome tuvimos que hacer "escala" en dos ciudades que os muestro de pasada.
Condicionados por las conexiones ferroviarias elegimos Nagoya para pasar la noche antes de partir hacia Kanazawa, pues aunque sea la 4ª ciudad más grande de Japón mientras organizábamos el viaje nos informamos y llegamos a la conclusión de que es una ciudad cualquiera así que optamos por quedarnos lo justo. Tras dejar las maletas en el hotel salimos a pasear por la ciudad pero estábamos cansados y acabamos cenando en cualquier sitio. Mis amigos se quedaron un rato más y yo me puse mis cascos con musiquita y fui andando hacia el hotel. Después de tantas semanas los tres juntos debo decir que esos 35 minutos en los que estuve sola caminando con mi música me sentaron de maravilla ;) Las fotos que veis arriba son la Mode Gauken Spiral Towers, un edificio que alberga tres escuelas de formación profesional, y la Estación Nagoya, una de las estaciones más grandes del mundo.
A Kanazawa llegamos a día siguiente a la hora de comer así que fuimos a dejar las maletas primero y luego fuimos directos al mercado Omicho, situado bastante cerca de la estación, donde encontramos pescado y marisco fresco por ejemplo, además hay varios puestos donde puedes probar pescado, ostras o carne recién hecha entre otras cosas (como sushi). Nosotros comimos en un restaurante en la primera planta del mercado porque había demasiada cola en los puestecitos y teníamos mucha hambre. Por la tarde paseamos por los antiguos barrios de geishas y samuráis y también llegamos al castillo, fundado en el año 1583. Sin duda Kanazawa es una ciudad con historia pero no sé si fue por el cansancio o por la lluvia pero no nos acabó de gustar, pero es necesario ir hasta allí porque es de donde parten los autobuses hacia Shirakawa-go.
¡Por fin llegamos a nuestro destino! Shirakawa-go es una aldea histórica declarada Patrimonio de la Humanidad en 1995 y uno de los principales atractivos turísticos de todo el país. Nuevamente nos transportamos al Japón tradicional paseando entre sus curiosas casas de madera que reciben el nombre gassho-zukuri. El tejado triangular característico de las gassho-zukuri está hecho de paja y muy inclinado para soportar el peso de la nieve en invierno (click aquí para ver la aldea nevada). Nada más llegar a la aldea subimos andando al mirador Shiroyama, donde antiguamente se encontraba un castillo, para verla en su totalidad. Vale la pena la subida, ¡las vistas son preciosas! Nosotros disfrutamos de unas galletitas en forma de casa tradicional mientras tanto.
Cuando bajamos del mirador nos perdimos en sus calles. A mi, que siempre me ha encantado la flora y la fauna, no solo disfruté estando rodeada de naturaleza verde y de montañas sino que me entretuve mirando los tritones que nadaban en ese estanque de la foto de arriba, algunas ranitas que encontramos recorriendo la aldea o los grandes peces que nadaban en las cequias. Aparte de eso entramos en algunas de las casas que hoy en día se han convertido en museo donde se exponen objetos antiguos que se usaban para la agricultura por ejemplo, y en otras casas que están abiertas a los visitantes como la de la familia Kanda que es una de las gassho-zukuri que mejor se conservan, pues algunas de esas casas tienen más de 250 años.
Como he comentado un poco más arriba algunas de esas casas se han convertido en museos, otras en alojamientos tradicionales para visitantes (pues miden unos 18 m de largo x 10 m de ancho y algunas tienen hasta cuatro pisos), y también se han abierto restaurantes en ellas. Nosotros comimos en uno de esos restaurantes. Por dentro también era del más puro estilo tradicional e incluso comimos en una de las típicas mesas bajas, sentados en el suelo. Yo devoré el rico udon con tempura que veis en la foto de abajo. Lo que más llamó mi atención del restaurante fue un precioso kimono de invierno que colgaba de una de las paredes. Era blanco con garzas estampadas y más grueso que mi edredón.
Después de comer bajamos al Shogawa, el río que atraviesa la aldea, y nos relajamos un poco mientras escuchábamos en silencio el murmullo del agua. Permanecimos un buen rato sentados en la orilla y gozando de la paz que te transmite un lugar así hasta que llegó la hora de volver a la estación, de decirle adiós al Japón tradicional y volver al presente... Hace pocos días mi hermano estuvo en Shirakawa-go (ahora nevada) y sentí cierta envidia sana al ver las fotos que hizo y recordar lo bien que me sentí allí, aunque estoy contenta porque me ha comprado un paquete de esas galletas en forma de casita.
Una que siempre tiene que meter las patas en los ríos... Se nota que estaba en modo zen :P


¿Habéis estado o conocíais Shirakawa-go? ¿Os gustaría ir o sois más de ciudad?

Espero que disfrutéis del post tanto como disfruto yo redactándolo y compartiendo las fotos, muchas gracias por leerme ;) ¡Abrazos!

10 comentarios

  1. ¡Hola!
    Aún no he visto Parasite, aunque tengo ganas. La verdad es qu eel tema premios, en geral, de música, literatura o cne es un poco...se mueve por intereses, y 1917 se merecía alguno, en eso te doy la razón.
    Respecto al post, ainnnnns qué preciosidad, me ha encantado todo, y me ha apetecido ese puré con tempura.
    Muy feliz martes.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! ^^
    Normalmente me gusta ver todas las películas nominadas antes de la gala de los Oscars, pero este año he visto pocas. A mi "Parásitos" me encantó, así que no puedo ponerle ninguna pega. Me alegra de que una película coreana haya sido la gran triunfadora de este año. Una vez más sigues dándome envidia con las fotos xD
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Tengo q ver esa peli para ver q tal. El sitio q enseñas es brutal

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Maravilha de imagens!
    Obrigada pela partilha.
    Boa continuação de semana.

    ResponderEliminar
  5. No he visto Parasite, pero desde luego ha despertado toda mi curiosidad.
    ¡Qué lugar! Muchísimas gracias por compartir.
    Besos rojos por doquier guapa!

    ResponderEliminar
  6. Hola!
    Fijate que para mi Kanazawa fue uno de los mejores destinos del viaje. Disfruté muchisimo de los jardines y los barrios antiguos, mucho mejores (y no tan saturados) como los de Kioto. Y tanto oro por todas partes, jeje. A Shirazawa-go no llegué a ir, mi pareja odia los autobuses, así que lo decidimos dejar para la proxima - yo estaba encantada con los jardines, así que a mi plim, pero viendo tus fotos, ahora me arrepiento un poco. Y me han dado unas ganas de comer udon...
    En cine no coincidimos que me encantó Parasite, la vi muy original y diferente, más que 1917, que no me acabó de convencer, aunque me parece una buena peli. Pero la que yo quería que ganara es Jojo Rabitt!
    Un besote y feliz finde!

    ResponderEliminar
  7. Que pasada de país, normal que le puedas sacar tanto partido y escribir estos maravillosos posts en el blog :)

    ResponderEliminar
  8. hola, no,no he visto parasite, igual me animo, que maravilla de imagenes, me encantan, tiene que ser sensacional estar allí y verlo todo.

    ResponderEliminar
  9. (ノ◕ヮ◕)ノ*:・゚✧ Holaaa!!!
    Que hermoooso enserio nunca dejo de sorprenderme con la belleza de Japon, realmente es un país demasiado precioso, me encanta la vegetación y lo verde de muchos lugares, realmente es un lugar de ensueño, la comida me causo curiosidad una vez probé ramen aquí en Chile y la verdad no me gustó mucho que digamos XDDD pero la comida de la foto no me llamo mucho ajjajajajaja, gracias por compartir semejantes fotografías de tu hermoso viaje.

    Te invito a visitar mi humilde espacio ♥

    穛 S4Ku SEK4i®

    ResponderEliminar

© 21 días en Japón y otros destinos
Maira Gall